Galletas caseras para perros y gatos en 10 minutos

¿Te sientes en tu elemento cuando estás entre los fogones? La cocina es todo un arte y, cuando se hace sin presiones, reconozco que tiene un efecto relajante. Nosotros ya no cazamos (por lo menos, la gran mayoría de seres humanos), así que tenemos que contentarnos con las cacerolas, ollas, batidoras y demás instrumentos de cocina para sentir que hacemos nuestra a la presa, que la dominamos de alguna manera y que, por supuesto, nos la merecemos. Pocas cosas hay más gratificantes que descubrir que cocinas bien y que te gusta, ¿verdad?

galletas para perros y gatos

Pero a veces no tenemos tiempo de cocinar y tenemos que tirar de precocinados y tuppers. Es un rollo, sí, pero al menos nos salva la vida. Si eres un dueño con el tiempo justo y quieres darle algún capricho a tus mascotas que no salga de una bolsita industrial, aquí tienes un par de recetas para hacer unas galletas / golosinas aptas para el consumo canino y felino. Tanto si te gusta cocinar como si lo repeles, ¡no tienes excusa!

Galletas caseras para gatos | Galletas caseras para perros

Estas dos recetas toman menos de diez minutos, así que… Deja de poner excusas y corre al supermercado.

Versión para perros

  • 3 potitos de carne
  • 1 taza y media de germen de trigo

Mezcla los ingredientes (son dos, así que no tiene pérdida) hasta que se forme una masa más o menos espesa. Con una cuchara, ve disponiendo porciones sobre un plato apto para el microondas con papel de cera encima. Cuando ya tengas la masa distribuida, mételo dentro y calienta a una temperatura alta de 5 a 8 minutos cubriendo con otro trozo de papel de cera. Te darás cuenta de cuándo estas galletas para perros estén preparadas porque las verás con forma y firmes. Guárdalas en el frigorífico y úsalas para recompensar a tu amigo peludo cuando haga algo bien.

Versión para gatos

  • 3 potitos de carne
  • 1 taza y media de germen de trigo
  • un poco de atún o un poco de “jugo” de atún

Al igual que con las otras galletas, mezcla los ingredientes hasta tener una masa más o menos espesa, distribúyela sobre un papel de cera para no manchar el plato y métela en el microondas con una potencia alta de 5 a 8 minutos. Estas galletas también tienes que cubrirlas con otro trozo de papel de cera y van al frigo.

Como nota importante, hay que ver que en las etiquetas de los potitos no haya ninguno de los ingredientes dañinos para los gatos y perros como la cebolla -o cebolla en polvo, que es lo mismo-. Cuidado con eso. Asimismo, los potitos pueden ser vegetales. Eso ya es preferencia del dueño y, desde luego, de la mascota.

¿Te animas a probar la receta? Pásanos fotos.