Algunos consejos para iniciarte con tu perro en el agility

El agility es un deporte ideal para practicar con tu mascota si ésta es muy activa y enérgica. Les enseña disciplina, los desfoga y, lo mejor de todo, ¡compartiréis un rato grandioso y muy divertido! Es posible que en un momento dado te apetezca pasar a una categoría más seria y entrar en competiciones, pero esto no es lo primero que tienes que tener en mente…

agility-perros-principiantes

Si eres un novato como yo en esto, entonces te servirán los consejos para empezar con el agility.

1. Conoce a tu perro. Indicios de que puede ser un buen candidato para el Agility

El Agility es un deporte de ritmo rápido; se corre mucho y se salta mucho, por lo que tienes que asegurarte de que tu perro tiene un cuerpo predispuesto a ese tipo de ejercicio. Es importante evaluar al atleta antes para asegurarnos de que sus huesos, por ejemplo, no se van a resentir o que las articulaciones no están inflamadas. Hay razas a las que se le dan mejor que a otras y eso también cuenta.

En cuanto a la parte mental, tú ya sabes, como dueño, si tu perro es enérgico y prefiere jugar o correr durante sus paseos o, por el contrario, es más bien tranquilo y valora más una buena siesta que perseguir una pelota.

2. Conócete a ti mismo… y tus límites

Tu perro y tú vais a ser un equipo, así que si uno de los dos falla, ambos lo hacéis. Es vital ser honesto con uno mismo y reconocer sus propios límites: el Agility te exigirá movimiento, atención y tanta disciplina como a tu perro, pues tú deberás guiarlo a través de las diferentes pruebas propuestas.

Existe, por otro lado, una opción un tanto injusta y sedentaria que no la recomiendo, pero que ahí está: puedes ejecutar las órdenes desde la distancia si lo entrenas junto a un profesional y hacer que tu perro lleve todo el peso del juego encima.

3. Empieza cuanto antes

En cuanto el cachorro empieza a explorar el mundo, a moverse por sí mismo con unos andares más juguetones que torpes, entonces puedes introducirlo en el apasionante mundo del agility. Sus huesos y músculos aún se están fortaleciendo, por lo que hay que ser concesivos y pensar en las pruebas más apropiadas para su edad: caminar sobre diferentes tipos de superficie como alfombras, aceras, asfaltos, césped, etc., puede ayudarte mucho. A medida que crezca, puedes ir añadiendo otras pruebas de mayor complejidad y exigencia.

4. Presenta a tu perro en sociedad

Como ya sabes porque en algún que otro artículo lo hemos mencionado, la vida social del perro es muy importante para su comportamiento y desarrollo. Aunque el Agility se practica entre el dueño y el perro, es un deporte de competición, lo que indica que cerca habrá muchas personas y más perros. Si el tuyo no se siente cómodo en compañía, entonces no es pertinente que compita porque se sentirá agobiado frente al clamor de otros dueños e intimidado con la presencia de otros cuadrúpedos. No obstante, nada te impide jugar en exlcusiva con él y que los entrenamientos no pasen al ámbito de la competición.

5. Entérate de los conceptos básicos

Si lo vas a practicar como un deporte en serio o te estás iniciando, qué menos que conocer las asociaciones caninas que hay en España para el Agility. En ellas encontrarás las reglas, cómo van las penalizaciones, en qué consisten las diferentes pruebas, etc. Además, pueden ponerte en contacto con un profesional.

Algunos sitios de interés:

Un pensamiento en “Algunos consejos para iniciarte con tu perro en el agility

  1. Pingback: Continuación de los consejos para iniciarse en el agility canino | Animalicus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>