10 perros de raza pequeña que se llevan bien con los gatos (I)

file2781300046058[1]

¿Tienes un perro pequeño y quieres ampliar la familia? ¿Consideras adoptar a la “parejita”? ¿Quieres que Misifú tenga un amigo perruno que lo defienda de los matones de la calle -aunque al final acabe todo al revés-? Pues entonces échale un vistazo a este artículo donde te decimos qué perros de raza pequeña se llevan mejor con los felinos.

Pomerania

pomerania

El perro de Pomerania, el Lulú de Pomerania o el Spitz enano alemán, que son tres maneras de referirse a una misma raza, es un compañero ideal para los gatos. ¿A qué se debe? Pues a que estas pequeñas bolas de pelo son casi tan arrogantes como los propios reyes felinos. El tamaño mini (pueden pesar de un kilo y medio a tres aproximadamente) del pomerania viene acompañado con una inteligencia generosa que puede servir de mucho para habituarlo a la presencia de un gato y desarrollar una relación de tolerancia.

Shih Tzu

shih-tzu

A este pequeño amigo (de 4 a 7 kilos) le gusta la disciplina, los horarios y las cosas bien hechas. Sin embargo, tiene un punto celoso que hará que te reclame más atención -y debes dársela, ¡cómo negarle algo a estas cositas!- si convive con un gato. Con un poco de entrenamiento, esta raza es capaz de presentar sus respetos y hacer el día a día muy ameno.

Chihuahua

chihuahua

Sé lo que estáis pensando, lo sé… ¡con la mala leche que tienen estos condenados de ojos estrábicos y minúsculos dientes afilados! Si bien es cierto que estos perros son capaces de retar a otros que doblan, triplican y hasta cuadruplican su tamaño, pueden ser buenos amigos de los gatos, especialmente si se los presentan antes del primer cumpleaños y siguen su camino juntos. Un chihuahua adulto también puede trabajar la tolerancia -si el gato, además, pone de su parte-. En mi caso, mi chihuahua se lleva bien con los dos siameses que hay por aquí siempre y cuando no haya otros perros delante; si hay otros perros, ya tiene que demostrar la fierecilla que es y cómo marca el territorio.

Bichón maltés

uyb2[1]

Este perro encarna la elegancia misma. No solo tiene una apariencia exquisita con su pelo largo, sus expresivos ojos oscuros y una coqueta nariz: además de esto, la sofisticación de sus movimientos y su gracia natural lo convierte en una compañía ideal para un gato. El bichón maltés es suave y tierno, un perro faldero en su máxima expresión. No debería presentar grandes problemas de convivencia.

Cavalier King Charles Spaniel

king-charles-spaniel

¿Recordáis la curiosa historia de esta raza? Pues bien, estos perros adoran a la mayoría de animales pequeños y se llevan bien con todos. Les gusta complacer a sus dueños e, incluso, a los gatos. Por norma general, no buscan gresca y prefieren llevarse bien. No obstante, como ocurre con los chihuahuas -y prácticamente todos los perros, seamos sinceros- es mejor hacer las presentaciones mientras son cachorros, así pueden conocerse mutuamente para reforzar los lazos.